Criaturas asombrosas en el centro de Madrid

Por | 1 diciembre, 2015 | 0 comentarios

Theo JanssenAunque es un problema que nunca llegará a afectar directamente a Madrid, el nivel del mar sube y a la contra, y nosotros retrocedemos tierra adentro. Si alguien o algo removiera la arena de las playas para que los granos se elevaran y el viento los llevara al interior, ganaríamos algo de tierra.

Con esa poética motivación, el artista holandés Theo Jansen comenzó a imaginar extrañas criaturas que vagan por las largas playas de los Países Bajos levantando arena para que se la lleve el viento. Las llamó Strandbeest, bestias de playa y se puso a trabajar para hacer que cobraran vida.

Bestias creadas a partir de tubos de plástico y cinta adhesiva que obtienen la energía únicamente a través del viento. Máquinas increíbles que evocan la fisionomía de insectos gigantes o animales extinguidos. Máquinas que incluso pueden sentir la presencia del mar y girar en sentido contrario, para seguir vagando por las playas como almas en pena. Las más perfectas sobreviven y las menos perecen y acaban bajo tierra.

¿Se trata de esculturas? Buena pregunta. Podría decirse que sí, pero son algo más. Hay quien las define como esculturas cinéticas. Aunque eso mejor no decírselo a su creador, quien está convencido de que son seres vivos que piensan, toman decisiones y hasta se reproducen.

Pues bien, hasta el 17 de enero, el Espacio Fundación Telefónica (Calle Fuencarral, 3) acoge una muestra de las criaturas de Theo Jansen, que aunque por razones obvias están en reposo, dan la impresión de estar a punto de despertar en cualquier momento. Se trata de una visita muy recomendable, entre otras cosas, porque es de acceso gratuito y porque ya el edificio en sí merece una visita.

Es interesante acudir todos los martes de 12h a 18h, ya que la Fundación ofrece visitas comentadas de la exposición. También son gratuitas aunque el tamaño de los grupos es limitado. Si hay que esperar al turno siguiente, siempre se puede hacer en el agradable café del vestíbulo del edificio, situado a algo menos de diez minutos a pie de nuestro hotel de 4 estrellas en Madrid.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*