Dos accesos oblicuos al corazón de la Historia del Arte

Por | 29 julio, 2015 | 0 comentarios

vogue-expoLa primera exposición que sugerimos se puede contemplar en el Museo Thyssen y lleva por título ‘Vogue, Like a painting’. Se trata de una exposición peculiar, en cuanto que explora la creación fotográfica de moda y pintura a través de una selección de fotografías del archivo de la revista Vogue. Realizadas por fotógrafos consagrados de su tiempo, las imágenes expuestas se pueden contemplar como pinturas, pues muestran características atribuibles a esta expresión artística.

Las imágenes evocan cuadros de diferentes periodos artísticos, y no tienen nada que ver con la moda, los vestidos ni las pasarelas, como alguien podría pensar. Así, son personales homenajes a pintores como Zurbarán, Vermeer, Gauguin, Dalí, Magritte, Edward Hopper… El efecto es algo nunca visto, como una integración en la mirada actual, o de las últimas décadas, de cuadros consagrados, y todo ello sin usar en ningún momento un pincel. Hasta el 12 de octubre. Precio general, 7 euros. Reducida, 5. Consulta horario y más información práctica, aquí.

La segunda nos conduce hasta el museo Reina Sofía, a pocos minutos andando en lo que se conoce como paseo del Arte. Abierta todos los días excepto los martes, la pinacoteca especializada en arte moderno expone hasta el 14 de septiembre la muestra ‘Coleccionismo y Modernidad: dos casos de estudio: Colecciones Im Obersteg y Rudolf Staechelin’. Bajo tan ampuloso título se esconde arte del bueno, el que acumularon estos dos coleccionistas suizos, de los más importantes y poderosos de la primera mitad del siglo pasado. Así, visitar la exposición es realizar un viaje por lo más granado de la historia del arte reciente, con obras de Picasso, Monet, Van Gogh, Pisarro, Renoir… Un juego divertido es tratar de adivinar la autoría de los cuadros, ya que se encuentran los representantes de los principales ‘ismos’ que configuraron la historia del arte de los últimos 150 años.

Por si fuera poco, aunque el dato es más morboso que otra cosa, se puede contemplar la obra más cara de la historia. Un ‘gauguin’ que costó 300 millones de dólares y que ya se puede admirar, así como la otra exposición complementaria, con las obras del Kunstmuseum de Basilea, donde se encontraba ahora.

Disfruta del arte durante tu estancia alojándote en nuestro hotel de diseño en Madrid. Estamos a un paso de la Puerta del Sol, en una ubicación única. Reserva a través de nuestra página web oficial y encuentra ofertas que no verás en otros portales de Internet.

Categorías: Arte y cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*