Cocina para muy sibaritas (y sensatos)

Por | 31 marzo, 2015 | 0 comentarios

Punk Bach¿Cansado de restaurantes clónicos, con menús anodinos y sin personalidad? Dedícate un tiempo a leer estas recomendaciones y opta por un tipo de cocina con más alma, toque humano y originalidad en sus propuestas, sin pagar por ello precios prohibitivos.

Como Punk Bach, un restaurante diferente, con camareros ataviados con exóticos ropajes, y un ambiente distendido, desenfadado, pero con un toque chic, como demuestran el impagable detalle de las partituras de Bach en los servicios. Merece más la pena la visita por el local, y los cócteles que preparan, y la comida mantiene un buen nivel de exigencia, como demuestra que en 2014 fueran los ganadores de la mejor tapa de España con un trampantojo de percebes o su burrata, que goza de buena fama. En paseo de la Castellana 74, metro Gregorio Marañón. Premio medio: 50 euros.

Los amantes del queso tienen un sitio en Madrid: Poncelet Cheese Bar, en la calle José Abascal, 61. Entre sus puntos fuertes, la barra abierta al público en que se puede ver a los maestros queseros en plena actividad, y las cámaras que atesoran hasta 150 variedades de quesos de múltiples nacionalidades. Hay platos sin queso, pero obviamente la carta gira en torno a este producto lácteo, que llega también a los postres, en forma de tartas o más queso en bruto. ¿Qué se puede tomar? Destacan sus croquetas, el pez mantequillas con una salsa de queso suave o las distintas tablas de degustación de quesos. Sus dueños poseen una de las pocas tiendas de quesos de la ciudad, Poncelet, por lo que se nota la experiencia y el amor al producto. Precio medio, entre 50 y 70 euros.

Y del queso a los sabores asiáticos y de fusión que ofrece uno de los restaurantes más valorados de este tipo de gastronomía: La Sudestada. Delicias como Dumplings de manitas de cerdo, ternera y carabineros. Y mezclas audaces como rollitos vietnamitas con butifarra negra, cerdo ibérico y setas. Decoración sencilla y posibilidad de elegir menús degustación, como el de los siete pasos, con unas cuentas que rondan los 60/70 euros. No dejen de probar su caipirinha, injerto latino en el ambiente asiático que combina bien con ese espíritu de fusión.

Una cocina de diseño que se merece una estancia a su nivel en Madrid. En el Hotel Quatro Puerta del Sol les ofrecemos habitaciones de diseño con la mejor relación calidad/precio del centro de Madrid.

Foto: Reixrb via Wikimedia Commons. Licencia CC 3.0

Categorías: Gastronomía Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*