Operación: la mejor tortilla de Madrid

Por | 15 diciembre, 2014 | 0 comentarios

tortilla patatasSi hay un alimento fundamental en la dieta nacional es la tortilla de patatas, la tortilla española, presente en nuestras meses desde mediados del siglo XVI, cuando fue traída desde América. Un plato sencillo que, sin embargo, tiene sus diversas formas de elaboración y que genera encendidos debates entre sus más devotos comensales: ¿con cebolla o sin cebolla?, ¿muy hecha o jugosa?

Los amantes de este estilo de tortilla, nada que ver ciertos ‘mazacotes’ que sirven en algunos bares, tenemos el Juanalaloca, en la calle Cava Baja (plaza Puerta de Moros, 4), donde sirven una tortilla con cebolla que en algunos de internet ha recibido el calificativo de “espectacular”. Está situado en pleno barrio de La Latina, una de las zonas de moda en Madrid para irse de tapas, a la que podemos llegar en poco más de un cuarto de hora a pie desde nuestro hotel de la Puerta del Sol.

En otro punto de la ciudad, en la calle Espronceda (metro Alonso Cano), nos encontramos con el Sylker, dedicado con vocación a este sabroso plato. Ofrecen la tortilla de toda la vida, pero tan cuidada que el local se ha hecho famoso por ella, ideal para combinar con otros productos de la casa, como las croquetas, el potaje o el rabo de toro.

Hay incluso quien presume de ser uno de los mayores expertos en tortillas de Madrid. Es el propietario del Txirimiri, local con tres sucursales en Madrid (General Díaz Porlier, 91, calle del Humilladero, 6 y Ferraz, 38), que trabajó antes el citado Juanalaloca, donde se forjó como ‘maestro tortillero’. De sus varias recetas, destaca la que incluye cebolla confitada aparte.

Incluimos en esta breve guía gastronómica a la clásica taberna La Ardosa, en la calle Colón, Malasaña, que ofrece una más que digna tortilla. El local es una buena muestra gastronomía castellana y andaluza, con cañas bien tiradas, y unas interesantes croquetas de carabinero, mojamas y chacinas de cerdo ibérico. También hay sucursal en la calle Santa Engracia, número 70, con parecida decoración añeja y con personalidad, ideal para hincarle el diente a ese plato tan sencillo como codiciado.

Categorías: Gastronomía Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*