Chinchón

Por | 27 diciembre, 2012 | 0 comentarios

Chinchón | Hotel Quatro Puerta del SolNo todo lo que hay alrededor de Madrid son ciudades dormitorio. A 45 kilómetros de la capital nos espera, como un pequeño tesoro conservado entre las vegas, un pueblo de apenas 5.000 habitantes que sin embargo es el destino turístico de tantos de los viajantes que pasan por Madrid.

En Chinchón encontraremos construcciones y viviendas que, contra viento, marea, y la tantas veces injusta acción del hombre, se han conservado desde la Edad Media. De especial interés es la Plaza Mayor del pueblo, joya de la corona y principal –aunque desde luego no único- orgullo de la localidad. Las primeras casas que se asentaron en torno a ella pertenecen al siglo XV. Hasta doscientos años después no se cerraría el círculo de esta gran plaza, delimitada por antiquísimos soportales, balaustradas y balcones de madera sobre pintura blanca. El paso del tiempo parece perderse en este punto de encuentro, que sigue protagonizando los festejos del pueblo y se utiliza tanto como plaza de toros como corral de comedias.

Junto al valor histórico de la plaza, en Chinchón se encuentran una iglesia sin torre y una torre sin iglesia. La primera, Nuestra Señora de la Asunción, en el centro mismo del pueblo, es de arquitectura gótica y está terminada en el siglo XVII. Cuenta con la mano y el diseño de Alonso Covarrubias, pero quizá la más valiosa de sus piezas se encuentre en su interior; el retablo de la catedral está pintado por Francisco de Goya. La Asunción, como se la conoce en el pueblo, carece de campanario, al igual que la Torre del Reloj se quedó sin iglesia. Esta construcción del siglo XV perdió el templo al que se encontraba unida durante la invasión francesa de 1808. Curiosamente, la torre sí sobrevivió y hoy se encuentra restaurada para la admiración de lugareños y turistas.

Para llegar a Chinchón en transporte público, podremos hacerlo desde el intercambiador de la Glorieta de Conde de Casal (Línea 6 de Metro), donde un  autocar sale cada hora hacia este curioso enclave de Madrid. Si vamos en transporte privado, podremos llegar a través del desvío 21 de la autovía A3.

Categorías: Excursiones Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*